Frente Amplio

“Es una lucha por la vida en todas sus formas”

La Cámara de Senadores aprobó por unanimidad, un proyecto de ley para la creación de un Plan Nacional de Agroecología. En la sesión, Constanza Moreira, senadora de Casa Grande, planteó que la idea de elaborar un plan nacional de agroecología es hacer converger las necesidades de insumos técnicos, de recursos humanos, de investigación, de capacitación, de tiempo y de estímulos a la producción agroecológica.

“No soy experta en estos temas ni mucho menos, pero estudio y trato de aprender un poco” agregó la senadora y mencionó que la agroecología no solo es una disciplina o un conjunto de prácticas en el territorio, sino también un movimiento social y político que quiere impulsar un modo de producción, un modo de distribución y un modo de consumo diferente. “En las redes de agroecología hay consumidores, hay productores, hay activistas, y me parece que ese movimiento social y los agricultores con sus prácticas son los que hicieron posible este proyecto de ley”.

“Así pues, esta lucha, que es una lucha por la vida en todas sus formas, confluye en el territorio de las nuevas luchas que por lo menos en el campo de la izquierda reconocemos: la del feminismo, la del ecologismo, la del ecofeminismo, porque todo se junta. Creo que la gran sensibilidad de la nueva era es la sensibilidad ambiental y que las nuevas generaciones tienen un rol muy importante para cumplir si las comparamos con nuestras viejas generaciones, que fuimos bastante desarrollistas y bastante poco amigas de la ecología, del medioambiente.”

Constanza agregó que se debe tener claro que esto va para los agricultores familiares y que ellos son los elementos claves para la producción de alimentos de manera agroecológica. “Así que hay que defender el modelo agroecológico no solamente porque es agricultura orgánica, sino por cómo se produce, por cómo se distribuye y por cómo se consume.”

“Cuando leo por allí que la primera mesa de agroecología es de 1987, pienso: ¡treinta años pasaron para tener un Plan Nacional de Agroecología! De la Cumbre de la Tierra, que tuvo lugar en Río de Janeiro, pasó un poco menos, pero aquí el Sistema Nacional de Certificación tiene diez años, es de 2008, y la Red Nacional de Semillas Nativas y Criollas y la Red de Agroecología son de 2002 y 2003. Es bastante tiempo, ¿no? Son diez o quince años los que nos tomó hacer un proyecto de ley que crea una comisión para la elaboración de un plan.”

Luego destacó un artículo que salió en La Diaria, titulado «La agroecología como promoción de nuestro derecho a la alimentación», escrito por Mariana Achugar y Amparo Fernández Guerra. “Me gustó esta contribución porque es distinta: aquí no se trata de los agricultores familiares ni de la demanda de los técnicos, sino que es la visión de los consumidores. Aquí hay una rebelión de los consumidores que hay que poner en el centro del asunto.”

“Así que en «La agroecología como promoción de nuestro derecho a la alimentación», las autoras dicen: «Como consumidores buscamos una transición hacia un modelo alternativo que nos permita tener acceso a alimentos de calidad obtenidos en condiciones respetuosas tanto de los trabajadores» –las trabajadoras– «como del ambiente». Acá hay un tema central, que es el derecho de los trabajadores a la salud, de los que están en la producción misma. Por lo tanto, me gusta que las autoras, en tanto consumidoras, expresen su solidaridad para con la salud de los trabajadores que trabajan en condiciones de riesgo debido a los agroquímicos que inevitablemente consumen.”

Constanza terminó reafirmando la necesidad de la ley como un primer paso. Planteó que hoy Uruguay tiene pocos miles de hectáreas de producción agroecológica registradas por la red de agroecología, y el desafío de poner esto en escala hacia transiciones de procesos productivos más ambiciosos va a ser un gran trabajo, que no puede ser hecho con voluntad sino con recursos. Hay que invertir en producción de conocimiento con una participación protagónica del sistema público, con modalidades de investigación-acción que sean participativas.

“Y creo que lo más importante es que este proyecto de ley nos enseña que hoy por lo menos una parte de la sociedad está movilizada para oponer a la lógica de la mercancía y la ganancia la propia ley de la sustentabilidad de la vida. Yo felicito a quienes están comprometidos con ello.”

Imagen: Redagroecologia.uy